Foto: LuisRodriguez_C. Pixabay

Llega el mes de las flores!

Y no sólo de las flores… sino de ultimar todos los detalles y preparativos para recoger los frutos de nuestro «trabajo» en el verano.

Mayo es un mes en el que las tareas hortelanas se centran en terminar de transplantar las pequeñas plántulas en su lugar definitivo en el huerto, donde se harán grandes, sacarán flores y darán frutos.

Así mismo debemos hacer con nuestros objetivos personales si no queremos que nos pille la primavera (que los toros que culpa tendrán…). Debemos de asegurarnos de ir sembrando nuestros proyectos de forma adecuada, echarles una tierra bien nutritiva para luego sentarnos a esperar los resultados. Sí, así es… si hemos planificado bien, nos hemos formado convenientemente, hemos empezado a accionar en dirección a conseguir nuestras metas… ya sólo queda que el tiempo haga el resto. Pero antes de descansar hay que asegurarse de:

  • Tener un objetivo-meta, claro. Tenerlo bien definido, saber lo que supone, pros-contras y enfrentar la posible pérdida de nuestra zona de confort. Pero si no queremos salir de ella… no podrá entrar en nuestra vida cosas nuevas, ¡no caben!. Cuando un armario ya está lleno, no sirve de nada querer seguir añadiendo cosas…o salen algunas, o las nuevas no caben. Sencillo, ¿no?
  • Durante los meses anteriores (enero, febrero, marzo y abril) hemos de haber recogido la información necesaria para poder alcanzar nuestros objetivos. Por ejemplo, habernos apuntando a algún curso formativo que sea necesario para nuestra nueva condición, haber empezado a redactar el currículum nuevo si queremos cambiar de trabajo, haber seleccionado los requisitos mínimos que necesitamos si queremos mejorar o mantener una relación de pareja, amistad, familar, profesional… el caso es haber empezado a ordenar la cabeza, la información y si nos faltaban conocimientos haber dado los pasos necesarios para adquirirlos.
  • Llevar esa información a la acción. En el caso del currículum toca empezar a moverlo por las empresas que nos interesen, visitarlas, comunicar abiertamente a todo nuestro entorno que estamos buscando un nuevo empleo y qué características tiene, vamos, ponernos en búsqueda activa. En el caso de la relación, en este mes deberemos plantear una conversación o dar lugar a una situación que nos permita expresar nuestras necesidades y sentimientos. Si la persona entiende y accede a lo que comunicamos, estupendo, si no, estupendo también, al fin sabrás que no debes invertir más tiempo en este asunto y o lo enfocas de otra manera o te vas.

Mayo nos empuja a hacer y cerrar los pequeños detalles que habíamos dejado para el final. Todas las plantas que no sean transplantadas no llegarán a tiempo a dar sus frutos, se perderán. Lo mismo con tus tareas pendientes. Deben estar terminadas para que puedan impulsar la consecución de tu objetivo.

Es momento también de lanzarse a probar qué ocurriría si nos comportáramos como si ya tuviéramos nuestro objetivo alcanzado. Si tu proyecto tienen algún prototipo, este es el momento de lanzarlo, porque un prototipo nos da información para poder mejorar el producto definitivo. Si lo lanzas durante este mes podrás recibir como feedback información importante para crear un mejor producto. Lo mismo si has decidido dejar una relación, quizá este es un buen mes para poner un poco de tierra de por medio y ver qué ocurre, como reaccionas tú misma, qué tal te sienta, y a la otra persona.

Mayo es un mes apasionante!!

Los días ya se notan bastante más largos, lo que nos da ganas de hacer más cosas y tenemos más energía disponible. Las flores alegran nuestra vista y nos trasmiten positividad, parece que no hay nada que no pare… aunque esto suele venir intercalado con días de lluvia… que nos pone de frente los miedos al cambio, a obtener lo que queremos, a que nuestra vida ya no sea predecible… porque, si una cosa buena tiene No Cambiar, es que todo es predecible y aunque no nos guste, no hay sorpresas. Pero si estás leyendo esto es porque te has planteado mejorar alguna faceta de tu Vida, así que no desesperes! Quédate con la positividad, presta atención a la valiosa información que te dan tus miedos y luego enfréntalos.

Cosas grandes están por llegar. Los frutos de tu transformación están a la vuelta de la esquina.

Disfruta y ¡remata los flecos sueltos!

Si quieres más información sobre los talleres de «Reconecta con los Ciclos de la Naturaleza», escríbeme y te voy enviando las actividades que van saliendo.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad